Aborto: inquietud en organizaciones por demora en reglamento de acompañamiento

Published On 1 Febrero, 2018 |

Documento que regulará a las agrupaciones privadas que podrán otorgar esa prestación, hoy cumple 42 días en Contraloría.


La tramitación del reglamento que regula las nuevas prestaciones que incluye la Ley que Despenaliza la Interrupción Voluntaria del Embarazo en Tres Causales cumplió hoy 42 días en Contraloría, instancia que está revisando su legalidad para su toma de razón.

Si bien la norma está vigente desde el 23 de septiembre pasado y las prestaciones son exigibles desde esa fecha, existen algunas organizaciones de la sociedad civil que, más allá de sus diferencias frente al aborto, coinciden en la preocupación por la demora en las condiciones que establecerá el Estado, para el acompañamiento en instancias ajenas al sistema público de salud.

La ley estableció que “la mujer tendrá derecho a un programa de acompañamiento, tanto en su proceso de discernimiento, como durante el periodo siguiente a la toma de decisión, que comprende el tiempo anterior y posterior al parto o a la interrupción del embarazo, según sea el caso”.

Asimismo, se indica que instituciones sin fines de lucro podrán ofrecer apoyo adicional al programa, para lo cual el Ministerio de Salud establecerá los criterios para la confección de un listado de dichas organizaciones, criterios que aún no se han hecho públicos y que las entidades desconocen.

La norma expresa como derecho de la mujer que el acompañamiento le pueda ser otorgado por una organización de la sociedad civil, la que deberá estar acreditadas mediante un decreto supremo y conforme al reglamento que se encuentra hoy en Contraloría.

Y se añade que “la mujer podrá elegir libremente tanto la entidad como el programa de acompañamiento que estime más adecuado a su situación particular y convicciones personales”, lo que actualmente no estaría ocurriendo, como indicaron algunas organizaciones.

Constanza Saavedra, cofundadora de la agrupación Testimonios por la Vida, indicó que su preocupación es porque “no sabemos cuáles serán los requisitos para postular y eso nos ha retrasado poder preparar propuestas concretas”.

Asimismo, añadió que “el gobierno se ha encargado de garantizar a la mujer y asegurar la prestación del aborto, pero no otra, a la cual tienen el mismo derecho, que es el acompañamiento. Nos inquieta que las mujeres puedan no estar eligiendo libremente, porque no se le están ofreciendo opciones”, dijo.

Por su parte, Débora Solis, directora de la Asociación Chilena de Protección a la Familia, Aprofa, manifestó que “al no haber un reglamento vigente, inhabilita a un montón de usuarias que podrían acceder a la ley, ya que existen prestadores de servicio que argumentando la inexistencia del reglamento obstaculizan el ejercicio de este derecho. Para las organizaciones de la sociedad civil que somos prestadores del servicio, el reglamento es vital porque es el instrumento que va a señalar con claridad cuáles son los márgenes de actuación de organizaciones como la nuestra”, explicó.

Desde la Corporación por los derechos sexuales y reproductivos Miles Chile, su directora, Claudia Dides, se enfocó en la falta de participación ciudadana que tuvo la elaboración de la normativa y por otro lado en los tiempos transcurridos desde la promulgación de la ley.

“En ningún momento hemos sido citados para participar del reglamento, lo que sí nos ha pasado en otras oportunidades, con otras leyes”, indicó. Asimismo, explicó que “al gobierno le queda hasta el 11 de marzo y aún no contamos con reglamento. Hemos conocido más por los medios de comunicación que por la voz directa, lo que es preocupante porque no sabemos cómo será la participación al respecto”.

Dides añadió que “teníamos entendido que aquellas organizaciones que están a favor y en contra igual podrían participar, como debe ser en el marco de una democracia, pero no tener claridad a pocas semanas genera incertidumbre, lo que no es bueno ni para el Minsal ni para los grupos de trabajo, ni para la sociedad civil y menos para las mujeres que desconocen los protocolos”.

Por su parte, Verónica Hoffman, directora ejecutiva de Fundación Chile Unido, indicó que “no hay conocimiento de lo que se está definiendo y planteando el reglamento. En él se incorporó que la mujer recibiría información veraz al respecto, por lo tanto debiera estar vigente”.

Mientras que la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, agregó que “hay que entender que esta ley va a tener un proceso de instalación que no va a ser inmediato. Y que van existir una serie de procesos complejos y que esto está recién comenzando”. Siches agregó que “los documentos ya ingresaron y lo que resta, más que crear ansiedad, es esperar su publicación”.

En tanto, desde el Ministerio de Salud sostuvieron que el reglamento continúa en Contraloría para su revisión.


Fuente: LaTercera


Comments are closed.