aborto3casuls_816x428

Corporación Miles se pronuncia sobre dictamen de la Contraloría

Published On 10 Mayo, 2018 | Noticias

La institución instó al Ejecutivo a pronunciarse claramente sobre las medidas que adoptará, tras declararse ilegal el protocolo del Ministerio de Salud.


La Corporación por los Derechos  Sexuales y Reproductivos (Miles) se pronunció hoy sobre el dictamen de la Contraloría General de la Repúblca que declaró ilegal el Protocolo del Ministerio de Salud que regula la objecición institiucional de conciencia del aborto por tres causales.

En el protocolo del actual gobierno se permitía  ser objetoras de conciencia a las instituciones públicas y privadas que recibieran fondos públicos.

La dirigente de Miles, Naschla Aburman, dijo que le dictamen “es un mínimo para el resguardo de los derechos de las mujeres. La objeción de conciencia no puede ser un obstáculo para garantizar una atención oportuna, digna y de calidad para las mujeres, que es precisamente lo que hacía este protocolo. Nos parece bien que la  Contraloría, como organismo autónomo y fiscalizador, vele por el cumplimiento de la ley y venga a corroborar y reafirmar lo que desde las organizaciones de la sociedad civil hemos manifestado sobre el deber del Estado de garantizar el libre e igualitario acceso a la salud de las mujeres en Chile”.

En tanto, la socióloga de la organización, Constanza Fernández, añadió que “el gobierno debe hacer un profundo autoanálisis sobre el impacto que tiene la generación de leyes o políticas públicas hechas a la medida de valores o morales personales o corporativistas que no representan ni garantizan el cumplimiento de los derechos de mujeres, niñas y adolescentes en Chile. El Ministerio de Salud debe pronunciarse públicamente respecto de las acciones siguientes que implica este dictamen resuelto por Contraloria”.

Por último, la dirigenta de Miles, Estefanía Andahur, enfatizó que “pese a la buena noticia de la Contraloría, debemos considerar que ninguna institución privada del país debería ser objetora de conciencia, reciba o no fondos públicos. Hoy las que no reciben fondos públicos pueden ser objetoras, lo cual significa que ciertos sectores están sobre la ley o o sobre los derechos de las mujeres, lo que es impresentable en un país democrático y laico”.


 Notas relacionadas:


 

Comments are closed.