Ignacio-Sanchez

Aborto: Valoran rechazo a la objeción de conciencia institucional y repudian al Hospital Clínico de UC

Published On 6 junio, 2017 | Noticias

El rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, advirtió que el hospital no acatará la ley tras aprobarse.


 

El Movimiento por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Miles) valoró hoy que la Comisión de Salud del Senado despachara la ley de aborto por tres causales, destacando especialmente que se hubiera rechazado la objeción de conciencia institucional.

Tras el despacho la norma será vista con suma urgencia por las Comisiones de Constitución y Hacienda del Senado, por lo cual se espera transformar el mes próximo en ley el proyecto que permitirá interrumpir el embarazo por violación, riesgo de vida de la madre e inviabilidad fetal.

La Corporación Miles, que  el mes pasado reportó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el “excesivo e injustificado retraso en la tramitación de la ley”, valoró que “tras nuestra denuncia se diera suma urgencia a la tramitación, al tiempo que aplaudimos que se rechazara la objeción de conciencia institucional. Haberla aceptado, implicaba nada más, ni nada menos que ciertas instituciones podrían seguir vulnerando los derechos de las mujeres”.

La directora de Miles, Claudia Dides, lamentó sin embargo “que el Hospital Clínico de la UC amanece con que no cumplirá esta ley, pues ello implica que dicho centro asistencial además de actuar en la ilegalidad impondrá las creencias religiosas por sobre los saberes científicos y la salud de las mujeres”.

La reacción tuvo lugar luego de que hoy el rector de la Universidad católica, Ignacio Sánchez, señalara en La Tercera que quienes trabajan en el Hospital Clínico de la UC, “libremente adhieren a nuestra declaración de principios, que respeta la vida. Por lo tanto, una institución como la nuestra no tiene ninguna posibilidad de verse obligada a algo así”.

Miles acusó a Sánchez de “una explicación mañosa y antojadiza: practicar el aborto por tres causales en ningún caso implica no respetar la vida. Vemos aquí una amenaza de despidos o de imposibilidad de contratar a médicos que practiquen abortos por tres causales, lo cual es abusivo, discriminatorio y fundamentalista”.

“Una vez aprobada la ley, estaremos muy atentas para que todas las institciones del país la respeten. Caso contrario, iniciaremos las correspondientes acciones legales”, puntualizó Dides.


 

Comments are closed.