honduras-dia-de-las-madres

Aumenta en Honduras tendencia de mujeres al mando de sus hogares

Published On 15 mayo, 2017 | Noticias

La tendencia de las mujeres hondureñas que enfrentan la vida solas, al mando de sus hogares, se ha incrementado del 20,6 % en 1988 al 33,6 % en el 2016, según el estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (CONADEH).


En un informe coincidiendo con el “Día de la madre hondureña”, que se conmemora hoy, el CONADEH indicó que de los 1,9 millones de hogares que hay en el país, de 669.400 tienen como jefe de hogar a una mujer.

El titular del CONADEH, Roberto Herrera, enfatizó que las madres hondureñas juegan un importante rol en el país, porque además de ser generadoras de vida, crianza y educación de sucesivas generaciones, son impulsoras de la unidad familiar y del desarrollo de la sociedad.

Según registros oficiales, de los 8,7 millones de habitantes que tiene Honduras, alrededor de 4,5 millones son mujeres, pero aunque son mayoría no tienen representación igualitaria en las estructuras de poder y otros sectores sociales, con el agravante además de que en gran medida sufren de discriminación.

En lo que respecta al pago de salarios, por ejemplo, ganan menos que los hombres aunque hagan igual trabajo o laboren más que ellos.

A eso se suman otros factores adversos como la violencia familiar de lo que son víctimas un alto porcentaje, según registros de organizaciones femeninas defensoras de derechos humanos.

Según el CONADEH, de las 4,5 millones de mujeres hondureñas, se calcula que el 55,5 % viven en el área urbana y el 45,5 % restante en el área rural.

Herrera señaló además que muchas madres hondureñas jefes de hogar enfrentan una serie de dificultades, principalmente al momento de hacer uso de los servicios públicos.

“Para abastecerse del agua, por ejemplo, hay muchas madres que tienen que acudir al río, hacen uso de pozos o dependen de la voluntad del vecino”, añadió.

El ombudsman hondureño también indicó que si bien existe un 91 % de mujeres hondureñas jefas de hogares que cuentan con energía eléctrica del sistema público en sus viviendas, aún hay hogares que “alumbran su pobreza con candiles, velas y acotes”.

“Hoy es nuestro día, pero estoy trabajando para llevarle comida a mis tres hijos”, expresó a Acan-Efe Amalia Banegas, una vendedora de flores naturales apostada en una esquina de un bulevar.

Agregó que vive en el barrio La Sosa, de la capital hondureña, donde dice que hay un tramo que “es un poco peligroso” porque “hay ‘maras’ (pandillas), de las que señaló que “a los que somos del barrio algunos nos cuidan”.

Banegas, según su relato, es madre soltera de tres hijos varones en edades de cinco, tres y un año, pero no saben de su padre porque les abandonó.

“Hace más de tres años nos dejó por otra mujer, me toca sola el cuidado de mis hijos a los que mantengo vendiendo cosas, aseando casas y lavando ropa ajena”, dijo Banegas, quien pese a sus dificultades, señaló que está “contenta” y que hoy por la tarde irá a ver a su madre que vive en el barrio El Reparto.


Fuente: Terra.cl


Comments are closed.