26 February 2011- New York, NY - Thousands of women gathered in Foley Square in Manhattan to stand up for women's health and reproductive rights, against recent congressional attacks against Planned Parenthood and family planning funding.    Photo Credit:  JB Nicholas/Sipa Press./womensrallyJBN.008/1102271857 (Newscom TagID: sipaphotosthree072008) [Photo via Newscom]

Abortos en Estados Unidos están a su más bajo nivel

Published On 9 febrero, 2017 | noticias

La tasa más baja desde que la Corte Suprema lo legalizó en 1973.


 

 El número de abortos en Estados Unidos está a su nivel más bajo desde 1974, según un estudio difundido el martes.

Según la investigación del Instituto Guttmacher, en el 2014 hubo 926,200 abortos, una disminución de 12.5% con respecto al estudio previo, del 2011, que estimó 1.06 millones de abortos en todo el país. La disminución fue prácticamente a nivel nacional; sólo seis estados registraron un aumento en los abortos.

El Instituto Guttmacher, que defiende el derecho de interrumpir un embarazo, es la única entidad que trata de calcular el total de abortos en Estados Unidos. Los datos más recientes de los Centros de Control y Prevención y Enfermedades carecen de las cifras para California, Maryland y New Hampshire.

Según el reporte, hubo en promedio 14.6 abortos por cada 1.000 mujeres entre los 15 y los 44 años, la tasa más baja desde que la Corte Suprema legalizó el aborto en 1973.

Tras ese histórico fallo, el número de abortos en Estados Unidos fue aumentando, llegando a 1.6 millones en 1990, antes de comenzar a disminuir.

Las autoras del reporte, Rachel Jones y Jenna Jerman, ambas del Instituto Guttmacher, dicen que la disminución se debe principalmente a dos factores: el mayor acceso a anticonceptivos que ha hecho disminuir la cantidad de embarazos no deseados, y el aumento de las restricciones al aborto en muchos estados, lo que ha obligado a muchas clínicas a cerrar y ha impedido el acceso de mujeres al procedimiento.

Hubo grandes declives de abortos en estados liberales como California, que protegen el derecho de las mujeres a decidir, pero también en estados conservadores como Texas que han aprobado leyes para restringir el acceso a la práctica.

Jones señaló que la mayoría de las mujeres que abortan son de bajos ingresos, y que casi dos tercios ya son madres.

“Para ellas es muy difícil conseguir que le den tiempo de sus empleos, conseguir transporte, conseguir que alguien les cuide a sus hijos”, dijo Jones. “Parte de la disminución muy probablemente se debe a las restricciones que impidieron a muchas mujeres obtener el servicio necesario”.

Las tasas más altas de abortos fueron en el Distrito de Columbia, Nueva York, Nueva Jersey, Maryland y Florida. Las más altas fueron en Wyoming, Mississippi y Dakota del Sur, estados que tenían apenas una clínica de abortos en el 2014.


Fuente: Primerahora.com


 

Comments are closed.