monica-echeverria

Mónica Echeverría: “en la oligarquía chilena casi todas abortaron, pero niegan ese derecho al pueblo”

Published On 10 Septiembre, 2016 | Noticias

La escritora, profesora y actriz de 96 años se declara católica y a favor de la despenalización total del aborto.


Sin eufemismos, como  es su estilo, la escritora Mónica Echeverría se pronunció a favor de la despenalización total del aborto, calificando al proyecto de ley que permite la interrupción del embarazo por tres causales como el “mínimo de los mínimos”.

claudia-didesEn entrevista con el Movimiento por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Miles), la también profesora y actriz de 96 años, dijo que “el aborto se ha practicado en Chile desde que somos niños”, como país.

“Lo que pasa”, explicó, “es que el aborto era un derecho que tenía la oligarquía, nadie más. Se iban Europa y se hacían abortos o había aquí médicos que pagándole sumas bastante altas también lo hacían”.

En el marco del ciclo de entrevistas “La Otra Mitad del Mundo”, que produce Miles gracias al apoyo de la Fundación Isabel Allende, la docente enfatizó que “en mi clase social, la oligarquía, el aborto fue una cosa corriente y continuada”.

Junto con declararse católica, redondeó que “en la oligarquía chilena casi todas se han hecho aborto, o sea ellas tenían derecho al aborto, pero el pueblo no”, pese a que “el cuerpo es de uno” a que “todas las civilizaciones han abortado” y a que “la gente pudiente ha utilizado el aborto desde que existió”.

A juicio de la dramaturga, el aborto por tres causales “es el mínimo, de los mínimos”, pues el “cuerpo es de la mujer y es la mujer quien tiene que decidir si quiere o no quiere ser madre, no tiene porque imponérsele una ley encima y un castigo”.

Para la escritora, la despenalización del aborto ha demorado “por antiguas normas católicas que ya están desfasadas” y que, de seguir imponiéndose , “vamos a terminar siendo el último país de Latinoamérica que aprueba una de estas leyes”.

Puntualizó que “digo verdades que a la sociedad le gusta ocultar en general. No les gusta saber la verdad, ni la realidad de muchas cosas, prefieren vivir en un  mundo de Pepsi-Cola”.


 

Comments are closed.