Liberan venta de anticoncepción de emergencia y refuerzan distribución gratuita en sistema público

Published On 9 Septiembre, 2015 | Destacado, Noticias

“La principal razón para liberarlo es que lleva 10 años de uso, es segura y la fármaco vigilancia que se ha hecho demuestra que no tiene efectos negativos para la salud pública”. Así explico el director del Instituto de Salud Pública (ISP) Alex Figueroa, la autorización de la venta del anticonceptivo de emergencia sin receta médica.


 

La medida fue anunciada el día 5 de septiembre, y es implementada después de que los diputados de la Comisión de Salud solicitaran al Ejecutivo facilitar el acceso de las mujeres al fármaco, sin la barrera que constituye ir a una urgencia o consulta médica.

La distribución de la llamada “Píldora del día después”, se enmarca en la Ley 20.418 que fija las Normas sobre Información, Orientación y Prestaciones en materia de Regulación de la Fertilidad. Esta es la primera ley en nuestra legislación, que establece garantías en materia de derechos sexuales y reproductivos. Y señala que es competencia del Estado garantizar el acceso a la anticoncepción de emergencia en forma gratuita y confidencial.

El reglamento, que regula la entrega del anticonceptivo entró en vigencia el 2013, tres años después de que se aprobara la ley. Esta situación dificultó el cumplimiento de la norma legal y lo dejo a criterio de los centros de salud. Y diez años después de que se autorizará su distribución, podrá ser adquirida en farmacias de manera directa.

El levonorgestrel es un método anticonceptivo que ha sido incorporado por las mujeres a la prevención del embarazo. Pese a que no existen cifras claras sobre su consumo en el sector privado, las estadísticas en la red pública señalan que su uso ha ido en aumento. En 2012 se distribuyeron 8.863 dosis que se entregaron de manera gratuita, cantidad que subió a 13.747 unidades en 2014.También se distribuye en la atención primaria y de acuerdo a la Subsecretaría de Redes del MINSAL, los servicios de salud han solicitado 59.475 píldoras para 2016 en todo el país. Estas estadísticas sirven para comprender que las conductas en materia de control del embarazo por parte de la población chilena, se basan en el acceso a métodos de anticoncepción adecuados. Y estos deben incluir la posibilidad de actuar frente a conductas de riesgo.

Conocida la noticia surgieron voces que consideran que fortalecer el acceso a la PAE hace innecesario incluir la causal de violación en la ley de aborto terapéutico. Quienes opinan así desconocen o ignoran deliberadamente, que el uso de la anticoncepción de emergencia tiene un rango de acción que no opera cuando el embarazo es un hecho y sólo sirve en situaciones de detección precoz. Y el aborto como esta propuesta en la ley no está pensado como reemplazo del método anticonceptivo.

Además, quienes se oponen a la causal de violación y promueven el uso de la PAE para enfrentar los embarazos en estos casos, parten del supuesto que la agresión es un hecho aislado, frente al cual siempre se busca ayuda y atención de manera inmediata. Pero la realidad es otra. En muchos casos la violación es reiterada y se da en un contexto familiar, que afecta a menores de edad, cuya detección del embarazo es tardía. A ellas la PAE no les da ninguna respuesta ¿Deben ser obligadamente madres de los hijos (a) de sus agresores?

La problemática del aborto que se intenta legislar, supone el derecho actuar en caso que el embarazo sea resultado de la violencia. Y la anticoncepción de emergencia no soluciona, ni sustituye por si sola el deber de la sociedad de dar a la mujer los medios para decidir cuando el embarazo es un hecho.

Comments are closed.